Noticias | - 9:01 am


Cómo lograr que una separación no afecte a los niños4 min read

Cómo lograr que una separación no afecte a los niños

Una separación o un divorcio es siempre para los hijos una experiencia diferente que para los padres: la familia en la cual los niños nacieron, crecieron y vivieron toda su vida desaparece y cualquiera que fueran sus deficiencias, sienten que es la familia, que les brinda el apoyo y la seguridad que necesitan.

Esta disolución implica la transformación de la familia nuclear original, constituida por padres e hijos, en una familia con una estructura diferente: la familia binuclear, con dos núcleos representados por la casa de la mamá y la casa del papá. Este tipo de configuración familiar requiere, para ser viable, el ejercicio conjunto de la parentalidad o coparentalidad.

Es decir, la familia de la separación o el divorcio es viable, en tanto los padres cumplen conjuntamente las funciones de crianza. Los divorcios que afectan la coparentalidad se conocen como divorcios destructivos y sus consecuencias adversas para los hijos son irreparables

Cómo lograr que una separación no afecte a los niños

  • Explíquele lo que sucede con claridad, de manera que lo pueda entender. A la hora de comunicar la decisión, es importante que ambos progenitores estén presentes, de esta manera no se sentirá abandonado por uno de ellos.
  • Hágale saber que no es su culpa. Muchos niños se sienten culpables y creen que se debe a su comportamiento. Es importante dejar claro que no tiene ninguna responsabilidad y que ambos le seguirán queriendo igual.
  • Dele los detalles que necesita saber. Intente explicarle qué sucederá a partir de ese momento, sin entrar en demasiados detalles, sin duda, le transmitirá seguridad y confianza.
  • Mientras asimila la noticia, valide sus emociones. La mayoría de los niños necesitan tiempo para asimilarlo, normalmente unos 2 a 6 meses. Valide esas emociones y anímele a hablar de ellas.
  • Mantenga la rutina, incluyendo nuevas actividades motivadoras. Aunque todos están atravesando por una situación difícil, también pueden seguir disfrutando de la vida.
  • No hable mal del otro progenitor. Para los niños, las razones no son suficientes. El niño quiere a ambos padres y no le parece bien que se separen. Por encima de rencillas personales debe prevalecer el bien del niño, sigan queriéndole y apoyándole como siempre.
  • No abandone ni descuide a su hijo. En algunos casos, la sensación de abandono que tiene el niño es real, ya que uno de los progenitores le abandona, literal o metafóricamente.

Miles de niños han experimentado, en carne propia, el divorcio o la separación de sus progenitores y, posiblemente, millones compartirán esta experiencia en el futuro.

Muchos hijos experimentarán, cuando menos, estrés transitorio que perturbe casi todos los aspectos de su vida. Muchos se adaptarán adecuadamente a estas nuevas circunstancias vitales, pero un porcentaje sustancial sufrirá efectos negativos a largo plazo. Muchos de los problemas de los hijos y sus familias pueden preverse, evitarse o aliviarse por intervención correcta y oportuna.

La forma de gestionar la ruptura de pareja y el tipo de relaciones que los miembros de la familia mantienen tras la separación, son la piedra angular del bienestar de los menores. Así, cuando la separación se realiza de una manera racional, centrada en satisfacer las necesidades de los hijos, tanto a nivel físico como emocional, la separación no les afectará. Por el contrario, cuando los adultos están más interesados en satisfacer sus necesidades materiales o emocionales, los hijos pueden estar en riesgo.

Para apoyar a nuestros niños después de un divorcio o separación, acordémonos de observarles, escucharlos, explicarles, prepararlos, cumplirles, protegerles y abrazarles. Y procuremos apoyo y ayuda, pues es difícil y toma tiempo, pero ¡sí se puede!

 

Fuente consultada: Pediatría Integral

Ubique la Universal más cercana a usted: Direcciones

Si usted tiene preguntas o le gustaría una orientación: Contáctenos

Si desea añadir su nombre y el de su familia en el libro de oración: Libro de Oración

Regrese a la página principal: Página Principal

Si le interesa lea también: Tiroteos masivos y salud mental: cómo hacerle frente

 


report error