Noticias | - 9:25 am


Tráfico de animales en Colombia, un negocio millonario con 1.300 especies amenazadas4 min read

El país andino custodia más de 63.000 especies, un tesoro que también es un imán para la venta ilegal de fauna silvestre.

Tráfico de animales en Colombia un negocio millonario con 1.300 especies amenazadas

Se dice que los huevos de iguana son afrodisíacos, que el canto de los canarios mejora los negocios, que tomar caldo de pichón de loro ayuda a los niños a hablar y que las garras de los felinos los hacen más fuertes. Los mitos son infinitos. Otras veces, la belleza y el exotismo de la fauna silvestre colombiana son suficientes para justificar el tráfico animal; uno de los tres negocios más lucrativos del mundo.

Esta práctica, que en el país andino mueve cerca de 23.000 millones de dólares, está dejando herido el patrimonio natural. Y ha provocado que el hallazgo de ranas moribundas en cajas de zapatos o guacamayas en botellas de refrescos sean el día a día de las autoridades ambientales. Colombia es el segundo país más biodiverso del mundo y tiene registradas 63.300 especies. El año pasado se incautaron al menos un ejemplar de 20.000 de ellas y el problema no parece tener fácil solución, pese a que quien trafique, transporte o introduzca animales silvestres se arriesga a penas de cuatro a nueve años de cárcel además de una multa que equivaldría a 35.000 salarios mínimos colombianos.

Las cifras en el mundo son aterradoras. Cada año se trafican alrededor de 30.000 mamíferos, entre dos y cinco millones de aves, más de dos millones de reptiles y 6.000 millones de peces y anfibios, según Cites, la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres. El factor principal es la demanda, especialmente de primates, reptiles y los psitácidos (loros y papagayos). Los clientes, principalmente estadounidenses, europeos y asiáticos, pagan hasta 15.000 dólares por las guacamayas y 10.000 por los monos de cabeza blanca.

Aunque las autoridades ambientales han trabajado en nuevas propuestas y proyectos para el decomiso, este delito no tiene la misma atención del Gobierno que el del tráfico de drogas. Y pese a hacer hincapié en la sensibilización de los lugareños, la realidad es que, para muchos, la venta de estos animales constituye el único medio de vida. Algunas de las zonas que gozan de mayor riqueza natural como Amazonas, La Guajira y Chocó también son las regiones donde el conflicto armado ha dejado una mayor huella.

Carlos Bello, director del control ambiental de las Corporaciones Autónomas Regionales y de Desarrollo Sostenible (CAR) en Cundinamarca se muestra muy crítico con el maltrato animal y el mercado negro: “Cuando los ejemplares están bonitos, los mantienen en cautiverio o los venden. A nosotros nos llegan cuando están ya moribundos”. Esta autoridad regional llevó a cabo 58 operativos el año pasado y ya han decomisado 611 animales.

Una vez decomisados, estos animales pasan a manos de veterinarios colombianos. “La mayoría llegan casi muertos o con problemas serios. Se les nota desnutridos, en condiciones deplorables”, explica Julio Miguel Oyola Ceballos, médico veterinario y coordinador del Centro de Atención y Valoración de Fauna Silvestre. Si se consiguen rehabilitar, son liberados y monitoreados a través de un microchip. En caso de que estos no pudieran sobrevivir en el medio por su cuenta, son recibidos en zoológicos, donde se custodian más de 300 animales rescatados.

Camila Nieto fue médico veterinaria de un parque zoológico durante cuatro años y aún se conmueve al pensar en la historia de Billy, el oso. Este mamífero llegó a principios de los noventa con un problema en las articulaciones muy grave y sin garras, “se las quitaron para que no atacara y vivió toda su vida en cautiverio”. “Es horrible pensar que estos animales comparten historias de vidas durísimas por decisiones humanas”, se lamenta Nieto.

 

Fuente Consultada: elpais.com

Ubique la Universal más cercana a usted: Direcciones

Si usted tiene preguntas o le gustaría una orientación: Contáctenos

Si desea añadir su nombre y el de su familia en el libro de oración: Libro de Oración

Regrese a la página principal: Página Principal

Si le interesa lea también: ¡Atasco en el K2! 145 alpinistas concluyen el ascenso en un mismo día

 


report error