Noticias | - 1:38 pm


Muere Bill Russell, leyenda de la NBA y activista de los derechos civiles5 min read

El legendario jugador de los Celtics, ganador de 11 títulos, luchó junto a Martin Luther King y Muhammad Ali por la dignidad de los afroamericanos.

Muere Bill Russell, leyenda de la NBA y activista de los derechos civiles

No existe nadie en la historia del deporte profesional americano que haya ganado tanto como Bill Russell lo hizo con los Celtics. Este hombre de casi 7 pies de altura consiguió ganar once títulos en trece temporadas con los de Boston, entre 1956 y 1969, una marca inigualable en la NBA, y que añade también en su palmarés dos campeonatos universitarios con San Francisco y una medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Melbourne en 1956. Bill Russell murió el domingo 31 de julio a los 88 años en su casa, sin sufrimiento y junto a su esposa, informó la familia, sin dar a conocer la causa del fallecimiento.

Russell, originario de Luisiana, se convirtió en la primavera de 1966 en el primer entrenador afroamericano de la NBA. Lo hizo en la turbulenta década en la que surgió el movimiento por los derechos civiles para acabar con la segregación racial en varias partes del sur de Estados Unidos. Dos de los títulos que ganó con los Celtics los consiguió como entrenador, un rol que compaginaba con el de jugador veterano en una época en la que la NBA no era tan profesional como es ahora. Red Auerbach, el genio que hizo de Boston un equipo imbatible, fue quien lo convenció para dar un paso al frente y hacer historia. No vistió otra camiseta como jugador, pero sí entrenó después con éxito a los Supersonics de Seattle, a quienes llevó a los playoffs dos temporadas, y a los Kings de Sacramento.

Después de sus casi nueve décadas de vida, su legado más importante tiene menos que ver con el deporte que dominó que con su trabajo fuera de la cancha. Russell fue un activista de los derechos civiles que usó constantemente su plataforma como atleta famoso para confrontar el racismo, y fue uno de los primeros en hacerlo; marchó con el reverendo Dr. Martin Luther King Jr. durante la Marcha en Washington por el trabajo y la libertad en 1963, y ese mismo año, Russell ofreció su apoyo público a las manifestaciones contra la segregación en las escuelas públicas de Boston.

Cuando el líder de los derechos civiles Medgar Evers fue asesinado, también en 1963, Russell se puso en contacto con el hermano mayor de Evers, Charles, en Jackson, Mississippi, y le ofreció su ayuda. El mayor de los Evers sugirió que Russell dirigiera un campamento de baloncesto integrado por blancos y negros, esto en una época donde la segregación era total, los afroamericanos no podían utilizar los mismos bebederos públicos que los blancos, ni los baños. Ni siquiera podían votar. El campamento se llevó a cabo en un tenso ambiente. Miembros del Ku Klux Klan vigilaban los entrenamientos dirigidos por Russell, quien era protegido por un grupo de activistas. El hermano de Evers dormía en la misma habitación que Russell, armado con una escopeta.

Cuatro años más tarde, cuando el boxeador Muhammad Ali se enfrentó a la ley y a las críticas por negarse a combatir en la Guerra de Vietnam, Russell, la estrella de la NFL Jim Brown y Kareem Abdul-Jabbar (entonces Lew Alcindor) se reunieron en Cleveland para apoyar a Ali.

El activismo de Russell tuvo un impacto en generaciones de atletas y nunca temió ir demasiado lejos como jugador activista. No se desanimó por las burlas racistas que sufría en los partidos, o cuándo se mudó con su familia a Reading, Massachusetts, y algunos residentes del vecindario mayoritariamente blanco iniciaron una petición para echarlo fuera.

El activismo no se detuvo cuando Russell creció. En los últimos años, Russell ha sido un partidario público del movimiento Black Lives Matter y su influencia se pudo sentir en 2020, cuando los Milwaukee Bucks se negaron a jugar un partido de playoffs como protesta por la brutalidad policial contra los afroamericanos. En Twitter, Russell escribió estar “conmovido con todos los jugadores de la NBA por defender lo que es correcto”.

El presidente Barack Obama le entregó en 2010 la Medalla de la Libertad, una de los más distinguidos reconocimientos que se entregan en Estados Unidos. “Fue el más grande campeón de todos los deportes de equipo”, dijo en un comunicado Adam Silver, el comisionado de la NBA. “Bill luchaba por algo más grande que el deporte: los valores de la igualdad, el respeto e inclusión, que han sido estampados en el ADN de nuestra liga”, añade el comisionado. Desde 2009, el trofeo al jugador más valioso (MVP en sus siglas en inglés) de las finales de la NBA lleva su nombre.

“Bill señalaba las injusticias con una sinceridad implacable, con la que esperaba alterar la historia con un poderoso ejemplo, e inspiraba a trabajar en equipo de forma desinteresada para lograr el cambio”, señala su familia en un comunicado.

 

Fuente Consultada: The New York Times

Ubique la Universal más cercana a usted: Direcciones

Si usted tiene preguntas o le gustaría una orientación: Contáctenos

Si desea añadir su nombre y el de su familia en el libro de oración: Libro de Oración

Regrese a la página principal: Página Principal

Si le interesa lea también: ¡Atasco en el K2! 145 alpinistas concluyen el ascenso en un mismo día

 


report error