Noticias | - 11:44 am


La depresión posparto3 min read

La depresión posparto es una enfermedad frecuente que puede aparecer después de dar a luz, y puede comenzar justo después del nacimiento del bebé o hasta un año más tarde.

La depresión posparto

La depresión posparto puede dificultar la realización de las tareas cotidianas, el cuidado personal o el cuidado del bebé. Muchas madres primerizas sufren cambios de humor, irritabilidad, crisis de llanto o ansiedad que desaparece en una semana o dos; sin embargo, los síntomas podrían no desaparecer y ser más intensos en algunos casos.

La depresión posparto se presenta con varios de los síntomas que se enumeran a continuación:

  • Sentimientos de tristeza que duran la mayor parte del día
  • Llanto frecuente
  • Falta de apetito
  • Problemas para dormir
  • Cansancio intenso o deseo de dormir en todo momento
  • Sentimientos de culpa
  • Falta de interés en las personas y en actividades
  • Dificultad para concentrarse
  • Sentimientos negativos acerca del bebé
  • Pensamientos lastimar al bebé o de lastimarse usted misma
  • Enojo, ansiedad o irritabilidad
  • Sentirse confusa o tener pensamientos que no tienen sentido

Debe saber que la depresión posparto es una enfermedad causada por sustancias químicas presentes en el cerebro, no es un reflejo de su carácter o de su maternidad, y puede tratarse para sentirse mejor y disfrutar de su bebé.

Usted necesita y merece cuidarse bien durante esta etapa. Aparte del tratamiento médico, que puede variar en cada caso, puede acelerar su recuperación realizando lo siguiente:

  • Permanezca cerca de personas que puedan brindarle apoyo. Hable con ellos acerca de cómo se está sintiendo. Permítales ayudar. Si conoce a otras madres primerizas, reúnanse y compartan sus experiencias.
  • No esté sola. Si los síntomas de la depresión son graves, pídale a un familiar o un amigo que permanezca con usted si su pareja tiene que ir a trabajar o atender otros compromisos.
  • Trate de hacer actividad física todos los días. Por ejemplo, salir a caminar con su bebé puede mejorar su estado de ánimo.
  • No se exija demasiado. No se preocupe por terminar todas las tareas. Está bien si reduce sus expectativas, y está bien pedir ayuda.
  • Trate de dormir lo suficiente. Si tiene problemas para dormir, tome una siesta mientras su bebé está dormido. Si tiene otros niños, puede ser útil que otra persona los cuide para que usted pueda dormir mientras su bebé duerme.
  • Seleccione alimentos saludables. Trate de comer más frutas y verduras, y de beber abundante agua. No consuma alcohol.
  • Tome tiempo para usted misma. Deje que alguien cuide a su bebé para que pueda hacer algo que le gusta y le apetezca hacer.

La realidad de su nueva función en la vida puede ser agotadora. Es importante que se tome el tiempo y el espacio necesario para adaptarse ya que es más común de lo que pueda parecer, al menos una de cada diez madres sufren depresión posparto. No es necesario ni recomendable luchar sola contra esos sentimientos, está bien pedir ayuda después del parto; por ejemplo, buscando ayuda en grupos de apoyo, en programas de atención domiciliaria o con medicamentos recetados.

Si padece alguno de los síntomas mencionados anteriormente, consulte a su médico.

 

Fuente Consultada: Folleto informativo de salud para pacientes y sus familias

Ubique la Universal más cercana a usted: Direcciones

Si usted tiene preguntas o le gustaría una orientación: Contáctenos

Si desea añadir su nombre y el de su familia en el libro de oración: Libro de Oración

Regrese a la página principal: Página Principal

Si le interesa lea también: Violencia de género, violencia doméstica

 


report error