Noticias | - 8:00 am


La comparación, el primer paso para el enfriamiento espiritual2 min read

La comparación, el primer paso para el enfriamiento espiritual

Estoy seguro de que muchos mercenarios entraron a la Obra de Dios ya teniendo como objetivo la ganancia, sin la mínima preocupación por las ovejas. ¡Pero sé que otros solo se tornaron ambiciosos con el pasar del tiempo, cuando adquirieron el pésimo hábito de fijarse en la vida de otros compañeros de ministerio!

Este peligroso acto de comparar la propia vida con la de otras personas los hizo pensar que su condición era inferior a la de los demás compañeros.

La comparación ya hizo que muchos hombres de Dios abandonaran la alegría que tenían cuando comenzaron a servir al Altísimo. Lentamente, le dieron margen al surgimiento de la envidia y de la sed por el poder, a causa del beneficio que este tipo de influencia puede proporcionar.

Cualquier comparación es algo nocivo para la fe, porque si la persona, al mirar a su prójimo, se siente mejor que él, estará́ yendo en contra de lo que la Palabra de Dios enseña sobre la humildad. Por otro lado, si ella, al compararse a alguien, se siente inferior a este, también estará́ despreciando la riqueza incalculable que hay en todos aquellos que poseen el Espíritu Santo dentro de sí.

¡Vea, por lo tanto, que algo supuestamente pequeño como es el acto de compararse, ha creado un sinfín de problemas, tanto en la vida espiritual como en las relaciones humanas!

Frente a esto, ¿por qué cultivar algo que solo trae maleficio?

Mensaje sustraído de: El Oro y el Altar (autor: Obispo Edir Macedo)

Ubique la Universal más cercana a usted: Direcciones

Si usted tiene una pregunta o le gustaría una orientación: Contáctenos

Si usted le gustaría añadir su nombre y el de su familia en el libro de oración: Libro de Oración

Regrese a la página principal: Página Principal

Alimente su espíritu, leyendo mensajes de fe para su edificación espiritual: Viviendo por la fe


report error