Noticias | - 2:25 pm


¿Usted cree?2 min read

Yo, Obispo Clodomir, vivía una vida que estaba bajo maldición en todos los aspectos. Era un hombre fracasado en el amor y en la familia, mi vida estaba llena de desgracias y dominada por varios decretos.

obispo Clodomir - mensaje de fe / ¿usted cree?

¿Es posible que una persona cree en la Palabra de Dios y no logre ver en su vida los resultados y los frutos prometidos en esta Palabra? ¿Es posible que alguien crea que está en las manos de Dios y acepte que su vida permanezca igual?

Infelizmente existen personas que viven una vida llena de fracasos, opresión, depresión y tristeza, sin embargo, piensan tener a Dios en sus vidas y no lo cree. Incluso, creen en lo que está escrito en las Sagradas Escrituras, pero su vida no llega a reflejarlo:

 “Anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz”. (Colosenses 2:14). En referencia al versículo bíblico, cuando menciona sobre el decreto siendo clavado en la cruz, él no fue clavado simplemente en el madero, sino en el propio cuerpo del Señor Jesús. Pero, ¿qué exactamente fue clavado en el cuerpo del Señor Jesús? Todas las enfermedades, dolores y maldiciones que dominan la vida de la humanidad.

Yo, Obispo Clodomir, vivía una vida que estaba bajo maldición en todos los aspectos. Era un hombre fracasado en el amor y en la familia, mi vida estaba llena de desgracias y dominada por varios decretos. Mi vida estaba decretada por los decretos de muerte y pobreza, estaba destinado a vivir en situaciones adversas. Sin embargo, cuando tomé la decisión de entregar mi vida al Señor Jesús, lo que está escrito en las Sagradas Escrituras se cumplió en mi vida. Todos los decretos y las situaciones adversas fueron anuladas de mi vida.

Pero, ¿cuáles decretos o situaciones adversas han dominado a las personas? Hay personas que han recibido un diagnóstico de los doctores que su enfermedad no tiene cura o que el problema que están enfrentando no tiene solución. En otras palabras, tienen un decreto de muerte, ya sea física o espiritual. Incluso, hay un decreto que asegura que no existe ninguna salida o solución ante los problemas que están enfrentando.

Sin embargo, la vida de las personas puede cambiar, pero es necesario que crean en lo que Dios ha prometido en Su Palabra. Para esto, es necesario que la persona se entregue por completo en las manos de Dios y crea que los decretos han sido anulados por Cristo y que su vida puede ser transformada. No hay decreto o maldición que pueda en contra del poder del Señor Jesús. Ahora, ¿usted cree?

Para asistir más mensajes de fe, usted puede visitar el siguiente link:

VIVIENDO POR LA FE


report error