Noticias | - 8:00 am


Solía hacerse daño a sí misma con cortadas3 min read

Su estado era crítico y cada día solo empeoraba

Solía hacerse daño a sí misma con cortadas3 min read

Karen García no era consciente de que padecía de depresión, era una joven que había sucumbido ante el consumo de drogas, lo que la mantenía en una actitud sombría en la que se sentía inducida a hacerse daño. Solía agredirse a sí misma con cortadas, su estado era crítico y cada día solo empeoraba, puesto que sus hábitos y adicciones solo se hacían más fuertes cada día.

Para agravar su situación Karen García frecuentaba amistades que para nada le hacían bien a su situación, puesto que dicho círculo la condujo al mundo del pandillaje y la delincuencia, transformando su vida por completo, uniéndose a la criminalidad, un ambiente donde su vida podía pender de un hilo, pero ella lejos de reflexionar, se acorazaba en la violencia como medio de expresar sus frustraciones.

Karen García se había tornado en una persona altamente peligrosa que estando bajo el efecto de los estupefacientes que consumía, era capaz de, con su cuchillo, agredir a quien se le atravesara así no hubiera razón alguna, lo de ella era solo el disfrute que le generaba hacerle daño a los demás. Se sentía casi poseída ante la idea de ver correr sangre.

Karen García pasó un tiempo intentando recuperarse en un centro de rehabilitación para personas con adicciones, pero se las ingenió para escapar del lugar y una vez en la calle su tendencia criminal la llevó a tener problemas con la ley, y en sus intentos de huir sufrió un terrible accidente que casi acaba con su vida.

Tras sobrevivir al accidente tuvo que, no sólo recuperarse de las diferentes fracturas sufridas, y verse obligada al uso de una silla de ruedas, sino también dar la cara ante la justicia por todas sus acciones cometidas. Una vez fuera de la cárcel se sintió tentada a caer de nuevo en la mala vida, pero al conocer sobre la Iglesia Universal a través de la televisión, sintió que algo en su interior le indicó que era el momento indicado para cambiar su vida.

Karen García hoy confiesa que haber decidido entregar su corazón al Espíritu Santo fue la mejor decisión que pudo haber tomado en su vida, puesto que gracias a ese paso puedo vencer todas esas cadenas que por durante tiempo la mantuvieron encadenada a una vida llena de desaciertos. Hoy en día se encuentra aferrada a su fe para mantenerse junto al sendero de Dios, teniendo en cuenta lo que cita Joel 3:10 “Diga el débil: Fuerte soy”.

Testimonio Karen García.

¿Usted no logra ser saludable? ¿Usted ha sido internado en hospital? ¿Usted sufre con depresión, nerviosismo, insomnio, migrañas, desmayos, es dominado por el miedo, no logra ser saludable, sufre con una enfermedad cuyo diagnóstico no es identificado? No falte este domingo, donde será realizada una oración de fe para el libramiento de todo mal en su vida. Acompáñenos este viernes en el 703 S Broadway, en la esquina de la calle 7 en Los Ángeles, California, o en el 625 S Bonnie Brae, Los Ángeles, CA y en la Universal más cercana a usted.

Lea también: Era una mujer muy exigente y totalitaria.

Síganos en Instagram: @iglesiauniversalusa


report error