Noticias | - 8:00 am


Lo material jamás podría reparar el odio que debilitaba la base familiar2 min read

El problema real venía desde su interior y ninguna banalidad iba a resolverlo

Lo material jamás podría reparar el odio que debilitaba la base familiar2 min read

Cinthya Romano y su familia poseían todos los recursos y comodidades que lo material les podrían brindar, vivían en una buena propiedad y asistían a un buen colegio, definitivamente el dinero no era un problema para ellos. Pero lo cierto es que lo material jamás podría reparar aquellas fisuras que crecían con el tiempo y debilitaban la base familiar.

La relación con su padre era pésima, puesto que a Cinthya le cansaba ver cómo ejercía todos sus abusos en contra de su madre, este ambiente sembró en ella una actitud de rebeldía incontrolable. Su madre tratando de hacerla entrar en razón intentó llevarla a diferentes psicólogos, pero antes de entrar era ella misma quien le pedía a su hija que omitiría los abusos de su padre, o de lo contrario la familiar sería separada y desintegrada.

Cinthya sentía que un gran grito de auxilio había crecido en su interior y que al callar y no poder expresar, le generaba un dolor inexplicable que crecía cada día más y más. Una persona quien pretendía su amistad con ella, le introdujo la idea de hacerse daño físico como una forma de callar ese dolor interior, y sin pensarlo comenzó una etapa muy oscura en su vida en la que con cortadas buscaba derramar en dolor que vivía en ella.

Hasta que a los 17 años Cinthya Romano tuvo la oportunidad de conocer a la Iglesia Universal y a través de su participación en los servicios logró entender que, aunque su vida estuviera llena de comodidades materiales el problema real venía desde su interior y ninguna banalidad iba a resolverlo.

Cinthya forjó su compromiso con la fe y comenzó una ardua búsqueda por el Espíritu Santo pues, sabía que era lo único que necesitaba para sanar sus heridas emocionales y dejar de dañar su cuerpo. Hoy en día todo ha cambiado, no solo para ella sino para todo su núcleo familiar, puesto que su padre se ha unido a ella para caminar juntos en el sendero de Dios.

Testimonio Cinthya Romano.

¿Usted no logra ser saludable? ¿Usted ha sido internado en hospital? ¿Usted sufre con depresión, nerviosismo, insomnio, migrañas, desmayos, es dominado por el miedo, no logra ser saludable, sufre con una enfermedad cuyo diagnóstico no es identificado? No falte este domingo, donde será realizada una oración de fe para el libramiento de todo mal en su vida. Acompáñenos este viernes en el 703 S Broadway, en la esquina de la calle 7 en Los Ángeles, California, o en el 625 S Bonnie Brae, Los Ángeles, CA y en la Universal más cercana a usted.

Lea también: Le costaba tener estabilidad laboral.

Síganos en Instagram: @iglesiauniversalusa


report error